BLOG

Recomendaciones
para saltar la cuerda.

Mantén la columna erguida y la vista al frente mientras realizas los saltos correspondientes. Nunca agaches la cabeza ni flexiones el tronco durante la actividad. Muchas lesiones de espalda provienen de la mala colocación de la misma durante todo ejercicio físico.

Agarra la cuerda siempre por los bordes, lo más lejano posible. Con ello, el movimiento efectivo será el que hagamos con las muñecas únicamente. Si movemos los brazos, involucramos todas las articulaciones de la zona como el hombro, y eso no lo queremos.

Flexionar las rodillas levemente y no distanciar los pies del suelo mucho. De este modo, lograremos un trabajo más eficiente, no malgastaremos energía y reduciremos el impacto en las articulaciones, como el tobillo o la rodilla, que hagamos con cada salto. ¡No saltes muy alto!

Nuestra cuerda no debe ser ni muy larga ni muy corta. Cada una de ellas requeriría un mayor esfuerzo. Si es muy larga será complicado controlarla con soltura, y si es demasiado corta, forzaremos mucho nuestros brazos para poder controlar el salto.

Saltar sobre las puntas. Hay gente que salta a la cuerda sobre los talones, y eso es malísimo para los tobillos y las rodillas. También debemos recordar tener flexionadas las rodillas ligeramente para amortiguar perfectamente el golpe que cada salto imprime en ellas.

Ubicación

KM 37 Autopista Medellín Bogotá
Bodega 2A
Rionegro, Antioquia

PBX: 444 30 00

Certificados


Copyright © 2020 TRENZACOL ® ¡Productos por siempre!.
Diseño & Desarrollo · Intuitiva (CO)